El 14 de enero, Microsoft dio fin al soporte técnico oficial de Windows Server 2008 y Windows 7 pero todavía hay muchas empresas con servidores o PC’s que tienen estos sistemas operativos.

¿Qué significa el fin del soporte y cómo puede afectar a tu empresa si los tienes?

Los servidores y ordenadores de estas empresas seguirán funcionando, sin embargo los negocios corren grandes riesgos:

  • No hay soporte disponible (excepto para Premium Assurance de pago y solo para clientes de Enterprise Agreement (EA)).
  • Ya no habrá más actualizaciones, parches o actualizaciones de seguridad.
  • Ya no se puede contar con información específica del producto por parte de Microsoft o sites de soporte para encontrar respuestas a dudas técnica.

El impacto para los negocios es:

  • Mayor exposición a vulnerabilidades importantes y ataques de ciberseguridad en sistemas, bases de datos y aplicaciones.
  • Falta de seguridad y cumplimiento de auditorías.
  • Soporte interrumpido para muchas aplicaciones y herramientas comerciales.
  • Gastos en las operaciones cada vez mayores.
  • No habrá funciones de software definidas para Windows Server 2008 y Windows 7.

Una de las principales formas de ataque de los ransomware es aprovechar las vulnerabilidades de los sistemas operativos. Estas vulnerabilidades se corrigen con las actualizaciones, pero Windows Server 2008 ya no hará más actualizaciones. Es decir, que los servidores corren un mayor riesgo frente a los ataques de virus informáticos, gusanos y troyanos.

Además, en caso de pérdida de datos por brechas de seguridad, las empresas se arriesgan a duras sanciones por no haber tomado las medidas técnicas necesarias para proteger los datos personales que trata, por incumplimiento del RGPD.

Otro aspecto a tener en cuenta es que los fabricantes de software de gestión empresarial (ERP como Sage, CRM, etc.. ) solo dan soporte y permiten el funcionamiento de las últimas versiones de sus programas en ordenadores y servidores con sistemas operativos actualizables.

Desde JSM Inforedes recomendamos, siempre que sea posible, actualizar el sistema operativo de los servidores a Windows Server 2019. En el caso de que esto no sea posible, entonces la única opción que queda es realizar un cambio de servidor que en JSM podemos financiar a través de un renting tecnólogico (de hardware).

En el caso de los PC’s recomendamos actualizar lo antes posible a Windows 10, pues aunque todavía funcione, en los próximos meses los ordenadores empezarán a tener problemas con programas que no se descargan y sobretodo, porqué como más tiempo pase más riesgo hay en la seguridad del equipo que puede costar muchísimo más caro que la licencia del Windows 10.

En conclusión, «no es obligatorio» hacer el cambio de sistema operativo pero si imprescindible hacerlo para la seguridad y operatividad de la empresa.

Hasta el 30 de enero, HP ofrece el reembolso de 150€ del Windows Server 2019 al comprar un Servidor HPE ProLiant. ¡Pídemos presupuesto!

Puedes consultarnos sin compromiso a través del formulario de contacto o llamando al +34 937 416 923.